Sólo el 14% de los misioneros se aplicó un refuerzo contra el Covid-19

Bajó la demanda de la vacunación anticovid, puntualmente en los refuerzos. Según el Reporte de Inmunizaciones del Ministerio de Salud Pública, de 975.425 misioneros que se aplicaron la primera dosis, sólo 137.698 tienen la cuarta dosis, llamada dosis de refuerzo, es decir, sólo el 14,11%.

Los datos corresponden al período comprendido entre el inicio de la campaña de vacunación, en diciembre de 2020, y el 10 de septiembre inclusive.

Además, de la información oficial se desprende que de los 818.516 misioneros que tienen esquema completo de vacunación (primera y segunda dosis), 274.530 se aplicaron la tercera o también conocida como dosis adicional, y de ese número, únicamente 137.698 tienen cuarta dosis. De manera que, si se tiene como otro punto de análisis a quienes tienen esquema completo, las cifras indican que sólo el 16,82% tienen dosis de refuerzo.

Desde los equipos de vacunación insisten en cumplir con las indicaciones. “Hay que tener en cuenta, que la enfermedad no dejó de estar. Que se controló y dejó de haber tantas complicaciones mortales, porque las coberturas de vacunación superan el 80 por ciento” señaló -en diálogo con El Territorio- Roberto Lima, director de Inmunización de la cartera sanitaria provincial.

El esquema primario de vacunas impactó en la pandemia, tanto en la disminución de muertes como de internaciones en las unidades de terapia intensiva (UTI). Sin embargo, la población necesita acceder a los refuerzos para prolongar la eficacia y estar protegida, evitando desarrollar casos graves. Justamente por eso, los refuerzos se fueron habilitando por grupo etario desde diciembre del año pasado.

El escenario actual es de normalidad plena, sin restricciones ni obligatoriedad en el uso de barbijos; no obstante, el Covid todavía es objeto de vigilancia epidemiológica, puesto que se mantiene la circulación de la subvariante Ómicron BA.5.

“Las personas no tiene más percepción del riesgo respecto a Covid”, reflexionó Lima.

Disponibilidad
“Sí, la demanda de vacunación disminuyó, pero hay disponibilidad y accesibilidad de vacunas; la gente dejó de demandar”, reconoció el funcionario, al tiempo que reiteró que Salud Pública continúa con los operativos extramuros como así en los centros de salud.

“Las vacunas contra el Covid están disponibles en todos los centros de salud y hospitales de la provincia. Hoy disponemos de Pfizer y Moderna en su presentación adulto y pediátrica. También hay Sinopharm, Cansino y algunas dosis de Sputnik, en Itaembé Guazú y en el vacunatorio de referencia del Parque de la Salud”, detalló.

“Es importante la realizar los refuerzos por qué la vacuna sigue siendo unos de las herramienta más importante contra la enfermedad. Las vacunas salvan vidas. Los lineamientos técnicos recomiendan un refuerzo después de los 120 días de la última dosis aplicada, justamente para reforzar la inmunidad y continuar con títulos de anticuerpos elevados”, insistió Lima.

Se esperan vacunas bivalentes

Argentina logró atravesar el invierno -estación propensa a tener más contagios de enfermedades respiratorias por estar más tiempo en lugares cerrados- sin tener un salto notable en casos o mortalidad. De hecho, el pico de contagios de Covid-19 sucedió en enero de este año, en pleno verano. A fin de no tener que repetir eso, el país se prepara para recibir en diciembre un gran lote de vacunas contra la variante Ómicron.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés,) autorizó el 31 de agosto las vacunas de Pfizer y Moderna contra el coronavirus actualizadas para las variantes Ómicron más recientes.

Los nuevos antídotos son combinados o “bivalentes”, ya que contienen la mitad de la fórmula original y la mitad de la protección contra las últimas versiones de la cepa, que se consideran las más contagiosas hasta el momento. La combinación pretende aumentar la protección cruzada contra múltiples variantes.

Los refuerzos actualizados son solo para personas que ya recibieron sus vacunas primarias, utilizando las vacunas originales. Los expertos aclaran que no deben usarse como vacunas iniciales.

Ante la posible llegada de las nuevas vacunas bivalentes contra Ómicron, todavía el Ministerio de Salud de la Nación no autorizó la aplicación de una quinta dosis o tercer refuerzo a las personas que se hayan aplicado el esquema inicial doble. Eso recién se determinará, a partir de una serie de reuniones del Consejo Federal de Salud (Cofesa), a partir del consenso de sus integrantes. Por ahora, los segundos refuerzos se aplican con las dosis en stock. El primer lote de vacunas Moderna bivalentes destinadas a Ómicron, podría arribar recién en diciembre.

La cartera sanitaria nacional autorizó la aplicación de una quinta dosis con las vacunas convencionales para personas inmunosuprimidas mayores de 12 años y mayores de 50 años que recibieron como primeras dos dosis la vacuna Sinopharm. Pero no está autorizada para el resto de la población.

 En cifras

156.909 Misioneros todavía deben completar su esquema primario de vacunación anticovid, que consiste en primera y segunda dosis.

Vacunación pediátrica

De acuerdo a la información del Ministerio de Salud, en la población pediátrica, al grupo de 3 a 11 años se aplicaron 185.068 dosis, de las cuales 111.642 corresponden a primera dosis, 70.591 son segunda dosis, 2.348 son tercera dosis o adicional y 487 dosis son de refuerzo. Se hace evidente la tendencia en baja de aplicar los refuerzos también en los niños. En ese sentido, meses atrás se habilitó al último grupo que no había sido incluido en la campaña nacional, los bebés de seis meses a 3 años.

“También es muy importante recalcar la vacunación en el sector pediátrico, que es el nuevo grupo objetivo, los niños de 6 meses a 3 años, quienes deben aplicarse las primeras dosis de la vacuna contra Covid-19”, remarcó Roberto Lima, jefe de Inmunizaciones.

Escenario epidemiológico en el país y en Misiones

Según el último reporte del Ministerio de Salud de la Nación, emitido ayer, se reportaron 7.902 nuevos contagios y 61 muertes. Con estas cifras, el total de infectados desde el inicio de la pandemia ascendió a 9.697.763 y los fallecidos a 129.830.

El reporte que difunde la cartera que lidera Carla Vizzotti semanalmente, señala que los contagios y fallecimientos registrados (entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre) fueron: 57 muertes y 10.614 contagios, mientras que en la última semana hubo cuatro fallecidos más, pero menos infectados.

Asimismo, a la fecha, hay 322 personas internadas en UTI (44 personas menos que la semana anterior, cuando eran 366 los hospitalizados en estas condiciones), con un porcentaje de ocupación de camas, tanto en el sector público como en el privado y para todas las patologías, de 41,6% en el país.

Según el último Boletín Epidemiológico, emitido el lunes pasado, desde el inicio de la pandemia hasta el 20 de agosto de 2022, la variante Ómicron es la predominante en los casos de Covid en la Argentina.

“El patrón de alta transmisión observado para Ómicron ha facilitado la aparición de mutaciones adicionales que definen diferentes sublinajes clasificados dentro la misma variante. A la fecha, se han reportado globalmente cinco diferentes linajes principales de Ómicron: BA.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5 y sus linajes descendientes (BA.1.1, BA.2.12.1, entre otros)”, resalta el escrito al señalar su presencia en el planeta. El documento indica que “en la Argentina, la situación actual de variantes de Sars-Cov-2 se caracteriza por una circulación exclusiva de la variante Ómicron”.

En cuanto al escenario en Misiones, desde hace casi dos meses el Ministerio de Salud Pública no publica parte epidemiológico. El último boletín fue el 15 de julio, habiéndose por entonces establecido una publicación mensual. En ese informe, la cartera sanitaria notificó 551 casos positivos de Covid-19 en el período del 11 de junio al 9 de julio de 2022. El parte no detalló pacientes con el virus activo, ni si se registraron nuevas víctimas por la enfermedad. Por otro lado, eran 930 fallecidos desde el inicio de la pandemia.