“El 55% de los chicos tiene muchas ganas de regresar a clases”

Google y UNICEF realizaron una consulta a chicos y chicas de entre 14 y 19 años para conocer qué piensan y cómo se adaptaron a la educación a distancia en el marco de la cuarentena.

Google y UNICEF realizaron una consulta a chicos y chicas de entre 14 y 19 años para conocer qué piensan y cómo se adaptaron a la educación a distancia en el marco de la cuarentena.

Ante la pregunta por el regreso a las aulas (¿Cuántas ganas tenés de volver a la escuela de forma presencial?) generó amplio consenso. El 55% de los chicos y las chicas consultadas manifestó que tiene “muchas ganas” de regresar, el 17% tiene “ganas” y 13% “algo de ganas”, frente a un 15% que se mostró más reticente.

Los chicos y las chicas imaginan un mundo post- COVID en el que las tecnologías se quedan en la escuela: el 65% cree que, al volver a la presencialidad, el uso de nuevas tecnologías se fomentará más que antes del aislamiento. Uno de cada cuatro jóvenes respondió que antes de la pandemia “ninguno de sus profesores y profesoras usaba tecnología”.

Otro de los temas relevados es el grado de contención y acompañamiento que sintieron en estos meses. El 57% de los consultados manifestó sentirse “acompañado” o “muy acompañado” por su familia y la escuela frente al 43% restante que indicó sentirse “poco” o “nada acompañado”. Un 14% de los encuestados valoró que muchos profesores y profesoras se hayan contactado para preguntarles cómo se sentían.

En esa misma dirección, el 36% destacó el trabajo de adaptación de los docentes a esta nueva forma de dar clases y otro 17% resaltó los esfuerzos que hacen para “mantenerlos enganchados” en las materias.

La consulta también buscó conocer lo que las y los estudiantes destacan de la experiencia de estudiar desde sus casas. Más de la mitad, resaltó la posibilidad de manejar horarios flexibles y un 21% ponderó el uso de recursos digitales como videos, presentaciones y aplicaciones web que no se utilizaban en la modalidad presencial.

En relación a lo que menos les gusta, destacaron el hecho de que el contacto sea exclusivamente virtual con sus compañeros y compañeras (39%) o con sus docentes (22%), poniendo en valor la importancia del trabajo interpersonal y presencial con sus pares y profesores.

Debido a las medidas de aislamiento tuvieron que adaptarse de manera repentina a una nueva forma de estudiar y de conectarse con los demás, en una edad en la que el contacto con sus pares y las rutinas escolares son fundamentales para su desarrollo. Un 27% de los jóvenes respondió que pudo incorporar la rutina de la educación a distancia “casi de inmediato”, un 29% lo pudo hacer, “pero le llevó tiempo”, otro 11% identificó que también lo logró pero que le demandó “mucho tiempo” y un 33% consideró que todavía no cree haberla incorporado.

“Estos datos suman las voces de los estudiantes, sin desconocer que una gran proporción de chicos y chicas tienen dificultades para acceder a los recursos tecnológicos para llevar adelante procesos de aprendizajes mediados por tecnologías. Será clave avanzar en la agenda para cerrar las brechas de inequidad existentes en esta materia, y avanzar en las propuestas que desde la mirada de los jóvenes encuentran aceptación y relevancia al tiempo que acompañar y apoyar el trabajo de los y las docentes ”, concluyó Cora Steinberg, Especialista en Educación de UNICEF.